Mujer con caspa
Te recomendamos estos tratamientos naturales para quitar la caspa

 

No importa si fuiste al salón, pasaste horas peinándote, tienes una melena larga y pesada, la caspa puede arruinar la apariencia de tu pelo. Todas las ganas que le eches para cuidarlo, son inútiles si tienes caspa. Es un hongo que ataca tu cuero cabelludo y lo deshidrata, provocando que se acumulen muchas células muertas. Además de la comezón, no es bueno tener el cuero cabelludo con problemas de este tipo, porque puede interferir más adelante con el crecimiento de tu pelo.

Afortunadamente, ya no necesitas invertir en productos demasiado caros para deshacerte de ella. Hay maneras naturales y muy eficientes que te ayudan a controlar la caspa y que, además, tienen muchos otros beneficios para tu pelo.

Puedes probar alguno de estos:

  • Tratamiento de jugo de limón

El limón tiene dos características que lo hacen ideal: es ácido y es antibacterial. Que sea ácido quiere decir que regula el PH de tu cuero cabelludo, lo que reduce la caspa. Este problema puede ser causado también por bacterias, el limón también cubre esa posibilidad.
La aplicación es muy fácil. Con dos cucharadas de jugo de limón natural, masajea tu cuero cabelludo por cinco minutos aproximadamente. Después puedes enjuagar con agua, verás la diferencia en pocos días.

  • Vinagre de manzana

El vinagre de manzana también regula el PH de tu piel. Además, combate hongos y es buenísimo para quitar células muertas y limpiar a profundidad. Si no te late eso del limón, esta también es una solución eficiente.
Mezcla proporcionalmente vinagre de manzana con agua y ponlo en un atomizador. Cuando te salgas de bañar, aplica la mezcla de forma moderada en el cuero cabelludo. Verás que en poco tiempo la caspa desaparece.

  • Aceite de árbol de té

También es antibacterial y regulador de PH pero, además, es un ingrediente súper fresco que desinflama el cuero cabelludo. Te deja con una sensación de que acabas de ir al spa al mismo tiempo que acaba con la caspa y ¡huele delicioso!
Sólo mezcla unas gotas de aceite con la cantidad de shampoo que usas todos los días y lava tu pelo como siempre, te va a encantar.

  • Miel de abeja

Muchas veces la caspa aparece por resequedad en el cuero cabelludo. La miel es un hidratante natural muy poderoso que penetra profundamente en la piel. Además es antibacterial y anti inflamatorio, o sea que cubre todas las posibilidades.
Lo que tienes que hacer es una mascarilla. Mezcla dos cucharadas de aceite de oliva con dos cucharadas de miel. Después aplica la mezcla mientras masajeas y déjala actuar por media hora. Notarás la diferencia al instante.