*


Lo que el ejercicio ha hecho por mi

Por Karla Estrada

Quise compartir todo lo que he notado en mi vida desde que retomé el ejercicio como cosa seria. He notado transformaciones no solo físicas, sino también emocionales y mentales: Ha disminuido mi ansiedad: Yo padezco de ansiedad, diría que es moderada, pero ese estado me tiene tensa y desde que hago ejercicio en la mañana […]

774x416 (1)

Quise compartir todo lo que he notado en mi vida desde que retomé el ejercicio como cosa seria. He notado transformaciones no solo físicas, sino también emocionales y mentales:

Ha disminuido mi ansiedad: Yo padezco de ansiedad, diría que es moderada, pero ese estado me tiene tensa y desde que hago ejercicio en la mañana ha disminuido muchísimo. Me siento más relajada y sin esa sensación de no poder respirar.

Ha bajado mi estrés: Tiendo a estresarme de más por el trabajo, los pendientes y todo lo que trae la vida diaria. No tengo una personalidad “que todo se me resbala”, entonces si no tengo cuidado me estresó y eso me genera cansancio y mucho agotamiento. He notado que cuando hago ejercicio tengo más energía, estoy menos cansada y más animada.

Mi cerebro funciona distinto: Como casi todos los seres humanos que vivimos en este siglo y en estas grandes ciudades, tengo sentimientos de apatía y a veces hasta miedos. He descubierto que con el ejercicio mi cerebro comienza a funcionar de otra manera. Esos pensamientos que muchas veces son derrotistas o pesimistas desaparecen.

Mis brazos están más definidos: Con respecto a las partes del cuerpo creo que todas tenemos zonas específicas y personales que queremos mejorar. En mi caso han sido los brazos. No me gusta sentir que los tengo que esconder. A pesar de que todavía falta mucho que trabajar ya los noto fuertes, con tono muscular y más definidos,

Quiero comer más sano: En mí, el ejercicio tiene un efecto directo en lo que quiero comer. Cuando entro en este modo de ejercicio,  de manera natural quiero comer alimentos sanos. Es increíble como yo sola empiezo a comer más fruta, verdura, proteína, le bajo al azúcar y a las grasas saturadas.

Fuerza de voluntad: Ahora que estoy en esta época comprometida veo que mi voluntad se ha incrementado. Tengo la fuerza de voluntad de levantarme y mover el cuerpo. Ese acto lo veo permeado en toda mi vida. Tengo más voluntad para hacer mi trabajo, buscar mis objetivos y sentirme mejor.

Me siento más feliz: Los días que no hago ejercicio tengo una apreciación distinta de la vida. Noto el contraste entre los día en que me moví y los que no. Cuando no lo hago empiezo la mañana de mal humor, en cambio, cuando acabo mi sesión de una hora me siento más feliz y creo que con solo este punto el ejercicio vale toda la pena.

 
herramientas
También te interesa

5 beauty tips para el invierno

Consejos de belleza que debes seguir en esta temporada

Lo que el color de tu boca dice de ti

Los ojos son el espejo del alma, y la boca, la puerta a la salud.

Deja un comentario