*


La comida también importa

Por Karla Estrada

La importancia de la alimentación.

774x416 (13)

Ana Jimena Ramírez
Fundadora de Sersana.com

Por fin te decidiste, ahora si te vas a poner las pilas, vas a bajar esos kilitos de más y a lograr esos brazos firmes y marcados para el verano. Tu plan es perfecto: ejercicio una hora diaria cinco veces por semana combinando cardio con pesas y pilates (por supuesto), dos veces a la semana por las tardes una clase de yoga para complementar el trabajo físico y estirar el cuerpo, y (ahora si lo prometes) vas a seguir tu dieta al pie de la letra sin pecar un solo día.

Y así arrancas tu reto personal…

Todo va muy bien, no has faltado un sólo día al gimnasio y has resistido todo tipo de tentaciones culinarias; y de pronto a las dos semanas de llevar a cabo puntualmente tu plan, te desanimas y estás a punto de tirar la toalla. ¿Por qué sientes que no estás logrando los resultados que esperabas? ¿Qué pasa?

Pasa que el ejercicio por si sólo no es suficiente, existen otros factores que determinan más de lo que te imaginas el desempeño físico de tu cuerpo y su correcto funcionamiento. Dos de los factores más importantes son la alimentación y el sueño.

Todos hemos escuchado, y en Sersana lo repetimos constantemente, que un cuerpo sano depende en un 80% de una buena y correcta alimentación. Pero esto no es únicamente no comer cosas que nos hacen daño ni mucho menos dejar de comer. Todo lo contrario, comer suficiente, balanceado, en las horas adecuadas y alimentos de calidad es la forma correcta de llevar una buena alimentación. Ayuda a tu cuerpo a aprovechar al máximo el ejercicio y saca el mayor provecho de tu esfuerzo, para esto te recomiendo lo siguiente:

  1. Siempre desayuna. Desayunar activa tu metabolismo. En el momento que tu cuerpo recibe el primer alimento entiende que es hora de entrar en acción y comenzar a quemar calorías. Si tu cuerpo siente que está utilizando energía sin tener gasolina, se va a aferrar a no perder la reserva que tiene. Lo cual se traduce para efectos prácticos en menos calorías quemadas.
  2. Come 5 veces al día. Comer moderadamente durante todo el día ayuda a acelerar el metabolismo.
  3. Intenta que tu última comida sea antes de las 8:00 pm. ¿Que tienes una cena con tus amigas y la reservación es a las 9:00 pm? No pasa nada, igual de importante es ser flexible y no estresarnos.
  4. Evita los alimentos procesados. ¿Cuáles son? Todos aquellos que tengan ingredientes y sobretodo aquellos tengan ingredientes que no conozcas y suenen raro. Los alimentos no deben tener ingredientes, son los ingredientes.
  5. Modera o elimina de tu dieta azúcares y harinas refinadas, y si los lácteos te causan malestar e inflamación también.

En cuanto al sueño, es indispensable dormir bien para que nuestro cuerpo funcione correctamente en todos sentidos. ¿Qué hace el sueño por nosotros?

  • Nos da energía.
  • Equilibrar nuestras hormonas.
  • Repara nuestras células y ayuda a nuestros músculos a recuperarse.

Dormir es de vital importancia para aprovechar al máximo el ejercicio. Pero también el ejercicio nos ayuda a dormir mejor, así que ésta es una perfecta relación de ida y vuelta.

Por último, otro factor muy importante es la hidratación. Éste en lo personal es el que más trabajo me cuesta. Siempre se me olvida tomar agua y de pronto me encuentro cansada, sin energía o incluso con dolor de cabeza; y entonces me acuerdo: agua!!!!!!!!!

Así que ya lo sabes, al iniciar un nuevo reto en tu vida que involucre ejercicio y objetivos físicos, no olvides los factores complementarios que son los que realmente te llevarán de la mano al éxito.

¡Mucha suerte!

 
herramientas
También te interesa

5 beauty tips para el invierno

Consejos de belleza que debes seguir en esta temporada

Lo que el color de tu boca dice de ti

Los ojos son el espejo del alma, y la boca, la puerta a la salud.

Deja un comentario