*


El agua caliente está arruinando tu piel

Por Karla Estrada

Una de las cosas que deberíamos repetirnos en invierno una y otra vez es que no se puede abusar del agua caliente en la regadera. Cuando el clima es más frío, transformamos nuestro baño en un vapor, pero por más rico y desestresante que parezca, bañarse con agua muy caliente y por tiempos prolongados hace la piel más propensa […]

agua-caliente774x416

Una de las cosas que deberíamos repetirnos en invierno una y otra vez es que no se puede abusar del agua caliente en la regadera. Cuando el clima es más frío, transformamos nuestro baño en un vapor, pero por más rico y desestresante que parezca, bañarse con agua muy caliente y por tiempos prolongados hace la piel más propensa a sufrir dermatitis atópica ya que se elimina la grasa que protege a la piel contra el frío.

Hay que considerar que durante temporada de frío la piel tiende a resecarse por sí sola, ahora imagínate lo que consigues con un agua demasiado caliente. Sin duda, aumentar la sequedad de tu piel es uno de los efectos secundarios más comunes, además de que puede irritar y hasta quemar la piel. También le estás quitando los aceites protectores al pelo, abriendo  la cutícula y haciéndolo quebradizo.

Además, a la larga, el agua caliente le quita firmeza a la piel y la adelgaza. ¡Cuidado!

 

Mis recomendaciones:

  • Si no quieres dejar el agua caliente lo que tienes que hacer para contrarrestar los daños es utilizar cremas o aceites muy hidratantes y aplicarlas al momento de salir de la regadera.
  • Otra opción es utilizar agua tibia y al finalizar enjuagarte con el agua más fría que puedas, así cerraras los poros, le darás brillo al pelo y tonificarás tu piel.
  • Trata de que tu baño no dure más de 10 minutos.
  • Utiliza un jabón humectante o body wash, que son más cremosos y humectantes. Si utilizas estos, evita aplicarlo sobre la espalda ya que te pueden salir granitos.
  • No utilices esponja o estropajo diario ya que puede ser muy abrasivo.
  • Con la piel húmeda aplica un poco de aceite para humectar por todo el cuerpo, deja que absorba y seca tu cuerpo con ligeras palamadas. Después aplica alguna crema humectante.
  • Aplica una mascarilla hidratante en el pelo una vez por semana y utiliza aceites o leave in para peinar e hidratar.

Empieza con estos cambios y verás que tu piel y pelo notarán la diferencia, ¿ya sabes lo que el agua fría puede hacer por ti?

 

 
herramientas
También te interesa

Gigi x Maybelline: La paleta que se agotó en 90 minutos.

Tu nuevo beauty must

La rutina perfecta para pieles rojas e irritadas

Cómo aliviar la piel

Deja un comentario