*


DIY vapor facial

Por Beauty Team

Haz tu propio tratamiento de vapor como su estuvieras en un spa

Vapor como tratamiento para la piel
Vapor como tratamiento para la piel

 

Sí, los faciales son básicos. Pero eso no significa que necesitas ir a un spa. Puedes hacer tu propio facial en casa con ingredientes naturales y herramientas que ya tienes. Lo importante es no poner pretextos, no tienes que gastar mucho para tener la piel impecable.

El vapor suele ser el primer paso de cualquier tipo de facial, por eso tenemos suerte de poderlo hacer desde la comodidad de la casa y con nuestras propias manos. Dedica una vez a la semana o máximo una cada dos semanas para darle un tratamiento intensivo de vapor a tu piel (la regadera no cuenta).

¿Por qué lo necesitas?

Para liberar toxinas
Para deshacerte de la suciedad
Para abrir tus poros
Para humectar la piel
Para limpiar a profundidad
Para que tus productos penetren y actúen mejor

Es muy fácil, sólo recolecta lo que necesitas, pon música en tu baño y disfruta un rato de spa, relajación y limpieza.

#1 Prepara lo necesario

Vas a necesitar un plato chico, un bowl (que tenga la circunferencia más grande que tu cara), bicarbonato de sodio, vinagre de sidra de manzana y algunas hierbas para darle un twist a tu spa. Nosotros te recomendamos usar pétalos de rosa, de lavanda, hierbabuena o cualquiera que te guste.

#2 Exfolia

En tu plato chico mezcla dos cucharaditas de bicarbonato de sodio con una de agua. Mezcla hasta que se forme una pasta. Debes exfoliar la cara con movimientos circulares. El bicarbonato es un ingrediente mágico para limpiar y dejarla lista para el siguiente paso.

#3 Vapor

Primero hierve el agua que le cabe a tu bowl. Pero debes hervirla mucho, porque tiene que estar muy caliente para que suelte vapor, o sea que ten cuidado. Mientras está hirviendo, pon todas las hierbas en el platón. Después vierte el agua y pon tu cara a 20-30 centímetros del agua durante diez minutos.

Tip: te recomendamos ponerte una toalla en la cabeza y hacer techo para que se encierre el vapor y los efectos sean mejores.

#4 Seca, tonifica y humecta

Con la toalla da palmaditas por toda tu cara para secarla. Después tonifica con una mezcla de agua con vinagre de sidra de manzana, hace maravillas con el pH de la piel y acaba de purificar y limpiar tu piel. Por último sella el proceso con tu crema humectante: vas a ver que tu piel termina con un glow especial.

 
herramientas
También te interesa

Té de cempasúchil

Pruébalo como antioxidante para la piel

DIY: pelo más claro con cerveza

Una manera fácil y rápida para conseguir rayitos

Deja un comentario