*


Conviertete en dueña de tu dinero

Por Karla Estrada

El típico propósito de año nuevo: “ahora sí voy a ahorrar”. Estamos dos semanas gastando lo menos posible, ejercitando la austeridad. Pero de repente se nos cruza un café, un manicure, unos zapatos y otros muchos antojitos que no podemos evitar. Hemos escuchado tantos consejos de nuestros papás y amigos de que tenemos que ahorrar […]

dinero774x416

El típico propósito de año nuevo: “ahora sí voy a ahorrar”. Estamos dos semanas gastando lo menos posible, ejercitando la austeridad. Pero de repente se nos cruza un café, un manicure, unos zapatos y otros muchos antojitos que no podemos evitar. Hemos escuchado tantos consejos de nuestros papás y amigos de que tenemos que ahorrar pero, ¿es verdaderamente posible?

Uno de los mejores secretos, es asignar una hora de tu semana para ordenar tus finanzas. Hacer ajustes y revisar tus estados de cuenta. No le tengas miedo a tu dinero. Es una relación, si quieres que mejore, tienes que invertir tiempo en ella. Tus gastos no se van a ordenar por ósmosis, tienes que dedicar tiempo a planear y dar prioridad a unos u otros gastos.

 

Aquí una distribución general de cómo deberías gastar tu dinero:

El 50% de tus ingresos los debes canalizar a los gastos fijos. La renta, el transporte, la luz, el gas, el agua, la gasolina, el súper, etcétera. Son gastos que no varían mes con mes. No debes de asignar ni más ni menos que la mitad de tu dinero para poder cubrir estas necesidades básicas.

Ahora viene la parte divertida. Tu trabajo también debe servir para consentirte y divertirte. Si no. ¿cuál es el punto? Por eso, el 30% de tus ingresos los puedes asignar para comprar lo que tú quieras. En este porcentaje entran tus caprichos favoritos, tu ropa, las comidas con las amigas y tosas esas cosas en las que más se disfruta invertir.

El 20% que queda, es recomendable meterlo en una cuenta de ahorro o en tu fondo de retiro. También es bueno que un porcentaje de este ahorro lo tengas en efectivo bien guardado para cualquier emergencia.

 

Si eres ordenada y sigues estos consejos, tu economía se va a volver mucho más eficiente y ya no vas a vivir agobiada por si gastaste demás. Olvídate de las angustias de revisar el estado de cuenta. Ahora ya sabes que has distribuido bien tu dinero y puedes gastarlo con tranquilidad.

Esta es una guía, haz tus presupuestos y a medida de los posible intenta a pegarte a esto. Lo más importante es ahorrar, eso te da seguridad, tranquilidad y paz mental.

 
herramientas
También te interesa

5 maneras para relajarte

Diferentes soluciones para reducir el estrés

Alimentos anti-estrés

¿Ya probaste de todo y sigues estresada? Intenta cambiar tu dieta e incluir estos alimentos.

Deja un comentario