*


12 cosas que tienes que saber del sol

Por Eugenia Debayle

Muchas veces pensamos que con sólo aplicar un protector solar en la mañana ya la estamos librando. Y sí, hacerlo es mejor que no ponerte nada. Pero el asunto del protector solar tiene sus reglas y como buena curiosa que soy, he querido entender muchos factores que tienen que ver con el foto envejecimiento. Algunas […]

sol774x416

Muchas veces pensamos que con sólo aplicar un protector solar en la mañana ya la estamos librando. Y sí, hacerlo es mejor que no ponerte nada. Pero el asunto del protector solar tiene sus reglas y como buena curiosa que soy, he querido entender muchos factores que tienen que ver con el foto envejecimiento.

Algunas cosas que debes de ser saber del sol:

1.-Melanina

Era todavía en los años noventa, que escuchaba a las obsesionadas del bronceado buscando maneras de producir melanina para lograr el tono perfecto. Alguna vez alguien me comentó que se estaba tomando pastillas para producir más melanina y que era lo mejor para regresar perfectamente asoleada de la vacación. Las pastillas nunca las vi, no sé si existen o funcionan. Pero es una locura querer producir más melanina, ya que ésta es algo que la piel produce de manera natural para protegerse.

Digamos que es una especie de sombrilla que absorbe los rayos ultravioleta y al querer proteger nuestra piel del sol, sale y nos da el tono bronceado. Es por eso que cuando tomamos el sol en exceso o se acumula con el tiempo, la melanina pinta nuestra piel, provocando manchas permanentes. Esas son las manchas con las que luego estamos llorando para quitarlas.

El cambio de color es un aviso que nos da la piel. Nos está diciendo que está lastimada, que la estamos quemando.

2.-Sólo en la Playa

Una de las ideas mal entendidas es pensar que únicamente en la playa o en los días muy soleados hay que usar protector solar. Esto es falso, la protección solar tiene que ser en la playa y en la ciudad. Los rayos UVB y UVA están en todos lados.

3.-Únicamente en Verano

La protección de la piel no es una cuestión exclusiva del verano. El protector se debe de usar todo el año, hasta en los días más nublados, porque aunque no los sientas, los rayos están llegando a tu piel.

4.-¿Qué es un SPF ó FPS?

El SPF (Sun protection factor) o FPS (Factor de protección solar) nos indica la cantidad de tiempo que podemos estar bajo el sol. Por ejemplo, si eres una persona que puede estar bajo el sol sin quemarse más o menos 10 minutos (antes de que la piel empiece a cambiar de color), la aplicación de un FPS15 te va a permitir quedarte en el sol 15 veces más sin que la piel cambie de color). Es decir, tienes que multiplicar el número 15 de tu FPS por la cantidad de tiempo que normalmente estás bajo el sol sin quemarte. En este caso serían 150 minutos. Si compras uno de 30, entonces puedes quedarte 30 veces más.

5.-Factor de acuerdo al lugar

En la playa la protección aumenta con un FPS mínimo de 30. En la Ciudad (a excepción que vayas a estar expuesta mucho al sol) un FPS de 15 mínimo.

6.-Cómo consigo mi Vitamina D

El sol es indispensable, lo necesitamos para la vitamina D. Pero eso no quiere decir que lo tenemos que recibir a través de la cara, cuello y manos (lugares en dónde se revela la edad).

 7.-Ingredientes a asegurar

Busca un protector solar que contenga Óxido de Zinc o Dióxido de Zinc, ya que son los que hacen que los rayos UVA (los que penetran más profundamente) reboten y no penetren tu piel.

8.- Aplicación

Tu protector solar lo debes de aplicar sobre la cara limpia o después de tu humectante antes del maquillaje. Debes de ponerlo 30 minutos antes de salir al sol. Hazlo en todas las partes de tu cuerpo que estarán expuestas como cuello, pecho, brazos y manos.

9.- Frecuencia

Cuando estás en la playa, el protector solar lo tienes que aplicar cada 2 horas porque al sudar y nadar se va lavando. Aunque el protector que compraste indique que es resistente al agua, ninguno lo es 100%.

10.- Sólo en el sol

El daño solar también se da bajo la sombra o si usas un sombrero. La arena, el agua, el cemento y el pasto reflejan los rayos. Tienes que aplicar el protector todo el tiempo.

11.- Protección de acuerdo a tu color de piel

Se piensa erróneamente que por tener piel más morena o muy morena, no se necesita usar un protector solar. Esto es falso, el sol mancha la piel morena y también destruye el colágeno y la elastina. Claro que hay pieles más sensibles y proclives a daños más severos y hay otras mucho más resistentes. Pero usar un FPS es para todas.

12.- Un solo órgano

Es típico que vamos a la playa y decimos: “Me voy a asolear el cuerpo, pero no la cara”. En este pensamiento deberías de incluir el pecho, que es una de las áreas más sensibles. Pero la piel es un solo órgano, así que aunque te estés asoleando sólo las piernas (el bronceado probablemente se revelará en esa área), el daño acumulativo se está dando en todas las partes de tu piel.

Después de leer este artículo, muchas pensarán que soy una radical y extremista. La realidad es que creo que el sol es fundamental, pero en la dosis correcta y la protección necesaria. Los rayos de hoy son más dañinos que hace décadas y así como los tiempos han cambiado, el sol también.

 

Puedes ver mis protectores solares favoritos aquí.

 

 
herramientas
También te interesa

Lo que debes de llevar a tu Honeymoon

Tus indispensables para una buena Luna de Miel

Tips para una mejor sonrisa

Mantener tu sonrisa blanca es una de las mejores maneras de quitarte años de encima.

Deja un comentario