*


Recupera tu digestión

Por Julia Salinas
junio 17, 2017

Cómo mejorar la digestión y que consumir

Aceptémoslo, ha sido un mes lleno de comidas picantes, botanas grasosas y drinks, pero tu estómago ¡Pide a gritos un descanso! (y más con las fechas que vienen)… Así que si sufres de inflamación abdominal, estreñimiento, reflujo o acidez estomacal, diarrea o mal aliento, probablemente tu flora intestinal esta bastante dañada.

¿Cómo puedo mejorarla?
Puedes encontrar miles de productos que prometen ayudar a regenerar o a mantener la flora intestinal, sin embargo, lo primordial es identificar la principal diferencia entre probióticos y prebiótico

Los probióticos son bacterias o colonias de bacterias que IDEALMENTE sobreviven a los ácidos del proceso digestivo y llegan vivas o se activan en el intestino, donde se establecen, crecen y reproducen produciendo sus efectos benéficos, como la asimilación de nutrientes y vitaminas. También ayudan a controlar el sistema nervioso del tracto intestinal. Los probióticos más conocidos son los Lactobacillus. Por otro lado, los prebióticos son sustancias sin vida que estimulan el crecimiento de estas colonias de bacterias benéficas que pueden ser añadidas a distintos alimentos. Estos aumentan la actividad de un probiótico, es decir, son complementarios como la inulina de agave.
Si quieres mejorar o recuperar tu flora intestinal, después de tomar un tratamiento de antibióticos, enfermarte del estómago o de una mala “racha” de alimentación es momento de tomar probióticos.

Hay 2 formas de consumirlos:

  • En lácteos como el kefír, jocoque o yogurt, pero recuerda que no todos son saludables, pues muchos contienen enormes cantidades de azúcar, grasas y pocos probióticos, prefiere las versiones naturales sin frutas o cereales o productos sin azúcar especializados con probióticos.

  • Con suplementos de venta en farmacia y tiendas de vitaminas. Aunque a la fecha no se ha identificado una dosis estandarizada de probióticos, se recomienda consumirlos de 1-4 veces por semana ya que, aunque sean pocos los casos, si existen efectos adversos si nos excedemos como aumento de gases intestinales, infecciones bacterianas por sobre población y disminución de absorción de vitaminas o minerales, por esto es importante que te asesores con tu médico.

 Recuerda que para mantener una buena digestión y equilibrio intestinal, es importante consumir una buena cantidad de fibra diariamente. Lo más recomendable es comer de 25-30 gramos al día, la fibra la puedes encontrar en alimentos como el brócoli, calabaza, nopal, espárragos, frutas con cáscara como las manzanas y también en los cereales 100% integrales como las hojuelas de avena. No olvides tomar suficiente agua, pues sin ella, conseguirás el efecto contrario con la fibra y te causará un malestar intestinal.

¡Tampoco olvides moverte! El ejercicio también activa los intestinos, lo que hará que el tránsito y tu metabolismo se aceleren evitando el estreñimiento. Además quemas las grasas que se acumularon después de los excesos y mejoras tu estado de ánimo gracias a los cambios hormonales que se presentan después de realizar una actividad física.
¡Así que a recuperarnos y preparar nuestro organismo para lo que viene!

Dra. Julia Salinas Dücker
Médico especialista en Nutrición

Tw: @juliasalinas
Facebook : Dra. Julia Salinas Dücker
Instagram: @antojodiabolico

 
herramientas
También te interesa

Los ingredientes para mejorar la digestión

Remedios naturales para mejorar la digestión

Evita el rebote post dieta

La razón del efecto yo-yo

Deja un comentario