*


Lo que no sabías del jugo de naranja

Por Karla Estrada

No todo del jugo de naranja es malo

Antes sentías que comías sano si acompañabas tu desayuno con un jugo de naranja. Después esto se volvió prohibido. El jugo de naranja quedó satanizado por su concentración de azúcar. Pero no todo es malo, aquí las razones por las que es bueno incorporar jugo de naranja en tu dieta de manera moderada (no más de 1 o 2 veces por semana).

Regula los niveles de azúcar en la sangre
La glucosa es un azúcar que proviene de los alimentos que comemos. Es la principal fuente de energía para las células del cuerpo. Si te sientes con mal humor o con dolor de cabeza seguro tienes el nivel de azúcar bajo, lo principal es ir al doctor.  Mientras, puedes tomar un vaso de jugo de naranja a la semana para equilibrar el azúcar en tu sangre.

Protege de radicales libres
Está lleno de vitamina C que  estimula al sistema inmunológico. Esto significa que te sube las defensas y evita que te enfermes. Además acelera la producción de colágeno, necesario para tener una piel joven y firme.

Funciona como antioxidante, esto ayuda a deshacerte de todas las toxinas del cuerpo y a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento.

Regula las hormonas
Generalmente,  las dietas bajas en carbohidratos pueden llegar a descompensar el sistema hormonal. Tomar un jugo de naranja en la mañana impulsa la producción de la hormona tiroidea. Además, los procesos hormonales no funcionan sin glucosa, por eso necesitas un poco de azúcar para que funcione correctamente.

Mejora la digestión
A veces lo que te falta para hacer la digestión es algo de energía. El jugo de naranja es una de las fuentes energéticas más eficientes. Si te sientes indigesta, tómate un vaso chico de jugo de naranja recién exprimido y comienza a sentir la diferencia.  Si lo que quieres es aumentar tu consumo de fibra mejor come gajos de naranja y no su jugo.

 
herramientas
También te interesa

Recetas para regresar a tu tono natural

La forma más fácil de hacerlo

Salva tu piel del cáncer

¡Estás a tiempo! Es mucho más fácil de lo que crees

Deja un comentario