*


¿Exceso de agua?

Por Julia Salinas
abril 20, 2017

Las consecuencias de tomar agua de más

Sabemos lo importante que es tomar agua durante el día, conocemos que debemos tomar aproximadamente 2 litros dependiendo de tu peso, actividad física y hasta el clima de la zona.
Si no tomamos suficiente agua durante el día, empiezan los síntomas de deshidratación como cansancio, dolor de cabeza, cambios de humor, mala digestión, resequedad de la boca y piel, etc. Pero ¿qué pasa si nos vamos al otro extremo?
Tomar más agua de la que tu cuerpo necesita, te lleva a una sobre hidratación, lo cual puede ser igual de malo que no tomar. Si eres un atleta de alto rendimiento, estas entrenando para algún evento de resistencia (como un maratón), o empiezas una dieta para bajar de peso o desintoxicarte puede que estés en riesgo de obsesionarte con el agua; a esto se le conoce como Potomanía y si no lo detienes a tiempo, te puede mandar rápidamente al hospital.

Relacionado:
¿Ya tomaste agua?

Puedes saber si te estas sobrepasando de agua si después de tomar más de tres litros en un día sientes:

  • Náuseas y vómito.
  • Dolor de cabeza.
  • Cambios en el estado mental (confusión o desorientación).
  • Distensión abdominal (¡por retención de agua!).
  • Calambres musculares que van aumentando su intensidad y frecuencia.
  • Hinchazón de manos y pies.
  • Debilidad y cansancio.

Si hacemos caso omiso a estos síntomas, los niveles de sodio y otros electrolitos disminuyen drásticamente haciendo que se pierda el balance de los mismos en la sangre y es entonces cuando los músculos, el corazón y el sistema nervioso dejan de funcionar correctamente.

¿Cómo puedes prevenir la sobre hidratación?

  • Pésate. Si eres un atleta de alto rendimiento, es conveniente pesarte antes y después de la carrera o entrenamiento para determinar la cantidad de agua que perdiste y así reponerla sin excederte.
  • Cuida el ritmo de tu hidratación, es decir toma pequeños sorbos de agua de manera constante durante el día y cuando te ejercites, toma un poco antes y durante el entrenamiento para asegurarte de que tu cuerpo se mantenga bien hidratado.
  • Nunca tomes más de un litro de agua por hora, así no excederás la capacidad de filtración y control de tus riñones.
  • Si hiciste mucho ejercicio o sudaste mucho, hidrátate con agua de coco natural o con bebidas deportivas bajas en azúcar para reponer los electrolitos, pero recuerda que también un exceso de estas bebidas puede ser perjudicial para la salud.
  • Revisa el baño, es la manera más fácil de saber si estas tomando o no el agua necesaria. El color de tu orina durante el día debe ser amarillo muy claro casi pálido.

Si sientes sed todo el tiempo, recuerda que es importante antes de tomar cualquier medida consultar a tu médico para que descarte problemas en tu salud y recuerda siempre mantenerte en balance con tu cuerpo.

Dra. Julia Salinas Dücker
Médico especialista en Nutrición

Tw: @juliasalinas
Facebook : Dra. Julia Salinas Dücker
Instagram: @antojodiabolico

 
herramientas
También te interesa

¿Ya tomaste agua?

Si te sientes cansada y con hambre puedes estar deshidratada. ¡Toma agua!

Tips para una navidad más sana

No sufras, las delicias navideñas no tienen por qué arruinar tu línea

Deja un comentario