*


Errores en tu dieta

Por Beauty Team

Si te cuesta trabajo bajar de peso es porque seguro estas haciendo algo mal. Descubre qué es.

Si te cuesta trabajo bajar de peso es porque seguro estas haciendo algo mal. Descubre qué es.

Comer con distracciones: A la hora de comer es muy importante mantener toda la atención en lo que estas comiendo y disfrutar de la comida. Evita distracciones, ya que solo te van hacer comer más de lo necesario. Deja el celular a un lado y por supuesto olvídate de comer en frente de la televisión así evitaras los atracones en la comida. ¡Date tu tiempo!

Saltarse comidas: Muchos piensan que no comer es igual a adelgazar, la verdad es que el cuerpo interpreta el no comer como una señal de que no hay alimento suficiente para funcionar de manera normal. Por esta razón, el metabolismo se vuelve más lento para consumir menos calorías y acumular más nutrientes en las siguientes comidas, logrando el efecto contrario al que esperabas. El desayuno es el alimento más importante del día ya que despierta al metabolismo para que empiece a trabajar y además te aleja del mal humor de la mañana. Acuérdate, tienes que comer cada 3 horas.

Olvidarse de las calorías líquidas: No solo la comida engorda. Los refrescos, bebidas isotónicas y, sobre todo, las alcohólicas son responsables de las calorías que te tomas a lo largo del día. Ten cuidado con los jugos “saludables” y smoothies que tanto están de moda, sin darte cuenta, este tipo de bebidas pueden tener hasta 300 calorías de pura azúcar. Por eso, la mejor opción es tomar agua o té, nuestro consentido es el verde. Te puedes tomar toda la que quieras, además de ayudarte a eliminar toxinas, no tienen ni una sola caloría.

No dormir lo suficiente: ¿Alguna vez has escuchado el dicho de “pierde peso mientras duermes”? Bueno, pues hay algo de verdad en esto. Cuando nuestro cuerpo no recibe entre siete y nueve horas de descanso, éste produce más cantidad  de la hormona grelina, que es la encargada de estimular el apetito. Esto significa que cuando no duermes lo suficiente seguro morirás de hambre al día siguiente. Mientras descansas, el cuerpo continúa con su metabolismo, se activan procesos de desintoxicación y regeneración del  cuerpo. Recuerda, por algo se llama beauty sleep.

Evitar los carbohidratos y lácteos: La pasta, cereales, arroz y el pan son fuente de energía para el organismo y ayudan a que estemos relajados gracias a su alto contenido en vitamina B. Las dietas bajas en carbohidratos hacen que se eleven los niveles de colesterol, aumente la posibilidad de osteoporosis y los niveles de ácido úrico. Además, causan estreñimiento por ser dietas bajas en fibra. Aprende a elegir carbs buenos y deja a un lado el pan dulce. No satanices los lácteos, son fuente importante de proteína que tu cuerpo necesita. Consúmelos con moderación, si eres intolerante a la lactosa ya tienes opciones como leche de coco, almendras o arroz.

Abusar de los productos light o bajos en calorías: La verdad es que todos pensamos que por ser light podemos comer una dosis extra. Pero la verdad es que un producto light no significa cero calorías, sino que aporta mínimo un 10% menos de calorías que su producto entero, con lo que en resumen comemos productos light pero estamos ingiriendo más calorías que antes.

La clave está en aprender a comer bien y ser constantes. Olvídate de las dietas exprés y estarte pesando diario. ¡Disfruta! Y empieza hacer ejercicio.

 
herramientas
También te interesa

Recetas para regresar a tu tono natural

La forma más fácil de hacerlo

¿Las frutas deshidratadas engordan?

Conoce sus beneficios y propiedades.

Deja un comentario