*


Dos frutas para producir colágeno

Por Beauty Team

La forma natural de obtener colágeno en la piel

¡Olvídate de las inyecciones de colágeno! Auméntalo de manera natural tomando jugo de naranja y comiendo kiwi.¿Por qué todos queremos colágeno? Porque el colágeno es la proteína que le da firmeza y elasticidad a la piel. Sin él, tu piel se vería como una vela derritiéndose y flácida. Pero no es el único beneficio del colágeno, además fortalece los huesos, las articulaciones y el pelo, y ayuda al cuerpo a recuperarse del ejercicio.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el cuerpo empieza a producir menos colágeno. De hecho, se estima que a los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia y así empiezan a aparecer los signos de envejecimiento, arrugas y la pérdida de flexibilidad de los tejidos.Actualmente hay muchos cosméticos que ofrecen colágeno, sin embargo, ya que es muy denso, el cuerpo no puede absorberlo fácilmente a través de cremas y otros productos tópicos.Una manera natural de obtenerlo, es a través de alimentos que contengan proteína como pollo, pescado o carnes rojas. Otra fuente importante en la producción de colágeno es la vitamina C y dos de las mayores fuentes de esta vitamina son el kiwi y la naranja.

La naranja y el kiwi son excelentes agentes antienvejecimiento, ya que aportan una cantidad importante de antioxidantes y mucha vitamina C y minerales. Además ambos contienen una cantidad muy pequeña de calorías.Lo más recomendable es ingerirlos en ayunas, ya que tendrá mayor impacto para el organismo. Toma un jugo de naranja por la mañana, media hora después procura comer algunas semillas o frutas secas y una después comer un kiwi.

Otros factores que pueden retrasar la producción de colágeno son el tabaquismo y la exposición al sol.Así que ya lo sabes, come bien y no te olvides de usar tu protector solar.

 

 
herramientas
También te interesa

5 beauty tips para el invierno

Consejos de belleza que debes seguir en esta temporada

Lo que el color de tu boca dice de ti

Los ojos son el espejo del alma, y la boca, la puerta a la salud.

Deja un comentario