Bebidas deportivas

Por Julia Salinas

Cómo hidratarte cuando haces ejercicio

Las bebidas isotónicas, también llamadas bebidas deportivas, son una mezcla de agua, azúcares y minerales que tratan de imitar la composición de la sangre. Se crearon para favorecer la hidratación y recuperación de energía durante o al finalizar un ejercicio intenso.

Tienen:
Agua
Azúcares simples
Sales minerales (electrolitos: Cloro, potasio, sodio y magnesio)

Aunque se promuevan como “saludables” y de “uso frecuente” hay ciertas cosas que debes tomar en cuenta para saber si son o no la opción adecuada para ti.

Relacionado:
Aloe Water

Tómalas si:

  • Haces ejercicio de alta intensidad. Estos son los que aceleran tu ritmo cardiaco por mucho tiempo. Son la mayoría (menos caminar).
  • Tu workout dura más de una hora. Toma en cuenta el medio ambiente: calor, frío, humedad, altitud. De esto también depende qué tanto necesitas compensar.
  • Hiciste más actividad física de lo normal: como correr una carrera, un triatlón o algo que te exija más esfuerzo del que estás acostumbrada.

Los beneficios de las bebidas deportivas son muchos, siempre y cuando sepas tomarlas adecuadamente. Si no te identificas con este tipo de intensidad, mejor hidrátate con agua simple. Cuando sea el caso, no las tomes frías y con tragos grandes. Esto hace que el estómago tarde más en vaciarse, que se inflame la panza y que te tardes en re hidratarte.
Lo que debes hacer es consumirlas a temperatura ambiente. Empieza a tomarlas poco antes de comenzar el ejercicio, durante y al final. Hazlo con pequeños tragos para darle tiempo a tu organismo de absorber los minerales y mejorar el rendimiento y la recuperación.
Otra opción puede ser hidratarte con agua de coco 100% natural y sin azúcares agregadas o hacer un suero casero y tomarlos de la misma manera:

  • Ingredientes
    1 litro de agua simple
    Jugo de 2 limones
    2 cucharadas de de azúcar de mesa
    1 pizca de bicarbonato
    1 pizca de sal de mesa

Recuerda que ¡todo exceso es malo! Y muchos electrolitos pueden causarte calambres o aumento en la presión arterial. Acuérdate que una botella puede contener hasta 32 gramos de azúcar, por lo que si tu meta es perder peso, estarás estropeando todo tu esfuerzo.

Dra. Julia Salinas Dücker
Médico especialista en Nutrición

Tw: @juliasalinas
Facebook : Dra. Julia Salinas Dücker

 
Tambien te interesa

Hábitos mañaneros que cambiarán tu día

Pasos que deber incluir en tu rutina mañanera.

Smoothie anti-antojos

Prueba este smoothie para sentirte llena y ligera por mucho tiempo.

Deja un comentario